Fue agricultor y luego maestro carpintero, pero la afición a tallar pájaros nació como algo totalmente espontáneo, que se le ocurrió a propósito de la pavimentación de la carretera y la llegada de turistas a Lo Muñoz, el poblado donde vive. Lleva unos 5 años tallando aves en un taller que montó en su casa. Ha ido evolucionando para llegar a dar la forma a las aves que hoy en día produce de manera totalmente autodidacta, a través de la observación de su entorno, el trabajo con sus manos y las herramientas para tallar.

Región: Coquimbo
Localidad: Lo Muñoz
Técnica con que trabaja: Tallado en madera

Ver Productos