Platería Mapuche

No hay una versión única respecto a cuándo el pueblo Mapuche se inicia el trabajo con metales, ya que si bien los pueblos andinos de América lograron un conocimiento acabado en fundición, aleaciones, confección de herramientas y orfebrería, este conocimiento llegó de forma tardía a los pueblos del extremo sur del continente este, por lo que hay quienes plantean que incluso este conocimiento llegó con los conquistadores españoles.

De todos modos en los inicios de la colonia el desarrollo de la orfebrería Mapuche se limita a objetos sencillos recortados, pulidos y perforados, y se cree que se utilizaba más el cobre que la plata o el oro que eran minerales más escasos en la zona de la Araucanía.

A partir de esa época se va perfeccionando en todo ámbito  el trabajo de los orfebres mapuches, llegando a su máxima expresión en el siglo XIX, a partir del activo comercio del pueblo Mapuche con los territorios del norte de Chile y de la pampa Argentina, en que a cambio de ganado, semillas y textiles,  se recibían monedas de plata, las que en vez de usarse como valores de intercambio, se utilizaban como elemento base para piezas de orfebrería, ya sea como monedas perforadas y martilladas o como material para fundir y preparar láminas con las que se confeccionaban diversidad de piezas.

Así la platería constituyó un símbolo de estatus y poder político al interior de las comunidades Mapuche, en las que los caciques pusieron a su servicio a plateros que tuvieron como misión crear joyas para mujeres, ornamentos ceremoniales, aperos para los caballos y utensilios domésticos.

Originariamente el proceso de la platería Mapuche era muy modesto y consistía en un fogón a carbón, un fuelle para avivar el fuego (que debía alcanzar los 961°C), un crisol donde se fundía el metal, un yunque y otras herramientas sencillas muchas veces confeccionadas por el mismo platero o retrafe, como se le llama en mapungun. Raúl Morris en su libro Platería Mapuche, a propósito de la baja necesidad de materiales del maestro platero para desarrollar su oficio dice: “es sorprendente lo que conseguían con elementos tan simples, joyas de un primor técnico impresionante, a tal punto que resulta difícil creer que lo que ven nuestros ojos haya tenido un origen tan sencillo”. Con lo que se puede concluir que la destreza del maestro platero es el aspecto determinante en este tipo de orfebrería donde las condiciones de trabajo eran muy rudimentarias.

plateria2

Sin embargo en la actualidad el proceso de los plateros no ha experimentado grandes cambios, el fogón se ha cambiado por el soplete y el yunque por una laminadora de joyería, pero el proceso de elaboración de las piezas sigue siendo completamente manual, y sin uso de matrices que corten piezas en serie, por lo que la mano del platero sigue siendo determinante en el resultado final de las joyas.

La platería Mapuche es una representación cultural con la que se ha expresado el mundo simbólico de este pueblo, a través de sus figuras y diseños geométricos, antropomorfos o zoomorfos, han construido un relato de su forma de vida y visión del mundo, constituyendo un valioso patrimonio cultural que es parte de nuestra causa valorarlo y difundirlo.

ARO_gra_mos_cul

Más información y material descargable en Memoria Chilena

Ir a nuestro catálogo de Platería Mapuche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *